Biografía

Biografía

Nacido en Córdoba, Pablo García-López inició sus estudios de canto en el conservatorio de su ciudad natal con el tenor Juan Luque. Posteriormente perfeccionó sus estudios de canto en la Universität Mozarteum de Salzburgo y en el Centre de Perfeccionamiento Plácido Domingo del Palau de les Arts de Valencia. Completó su formación en Berlín con John Norris. En 2020 fue galardonado con la Bandera de las Artes de Andalucía.

El tenor cordobés Pablo García-López es una de las jóvenes promesas del mundo lírico. Elogiado por el periódico El Mundo por su “musicalidad incuestionable llamada a progresar en comunicabilidad, atrae al oyente por la determinante belleza de su natural emisión, timbre y afinación”.

En los últimos años ha cantado en los escenarios más prestigiosos internacionales y nacionales, realizando debuts en teatros como Royal Opera Wallonie de Liège, Opéra de Lausanne, Royal Opera House of Muscat, Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia y Théâtre du Capitole de Toulouse. Ha trabajado con directores musicales como Zubin Mehta, Riccardo Chailly, Jesús López-Cobos y Omer Meir Wellber, entre otros.

Su temporada 2021/22 incluye su regreso a la Opéra de Lausanne como Basilio en Le Nozze di Figaro y debut en  Edgardo en Lucia di Lammermoor en el Gran Teatro de Córdoba. Como solista continúa ampliando su repertorio con obras alemanas, interpretará el oratorio Nach Bildern Der Bibel de Fanny Mendelssohn con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, y cantará en Salomé de Richard Strauss con la Orquesta Nacional de España bajo la dirección de David Afkham.

Con su sonido fresco y delicadeza expresiva, Pablo García-López está particularmente asociado con el repertorio mozartiano. Ha interpretado papeles como Ferrando en Così fan tutte en el Teatro Cervantes de Málaga, Belmonte en El rapto en el serrallo (Die Entführung aus dem Serail), Tamino en La flauta mágica (Die Zauberflöte) en el Gran Teatro de Córdoba y Don Ottavio en Don Giovanni en la Ópera de Oviedo. Otro de sus papeles referentes es Nemorino en L’elisir d’amore de Donizetti, un rol que le sienta especialmente bien y que ha cantado en los escenarios españoles como en la Ópera de Oviedo bajo la dirección de Óliver Díaz.

En 2021 participó en el estreno mundial de Tránsito, ópera de Jesús Torres, coproducción del Teatro Real y el Teatro Español, por la que recibió excelentes críticas. Su pasión por la música contemporánea le ha llevado a interpretar varios estrenos mundiales como la Sinfonía Córdoba y Escenas de una primavera alemana de Lorenzo Palomo, Café Kafka de Francisco Coll en el Palau de les Arts, Fuenteovejuna de Muñiz en la Ópera Oviedo, El Guardián de los Cuentos de Miquel Ortega en el Baluarte de Pamplona, así como los ciclos de canciones Hijo Mío de Jesús Torres y Caminos de la tarde de Hermes Luaces.

«El tenor ofreció un Nemorino di grazia, con la fuerza necesaria para modelar el canto melódico, de carácter melodramático, que trazó Donizetti. Su voz clara y bien colocada llegó a la sala con naturalidad, mientras cuidaba las aristas de su personaje en la lucha por el amor de Adina, con momentos para recitados de altura y gestos de bravura –a subrayar, su «Adina credimi»–, además del aria «Una furtiva lagrima», de expresión personal, premiada por el público.»

Ópera Actual

Su primer álbum en solitario titulado Rutas junto el pianista Aurelio Viribay se publicó en 2020, dedicado a la canción española con obras de Eduard Toldrá, Oscar Esplá, Joaquín Reyes y Ramón Medina Hidalgo. El disco fue premiado con el «Melómano de Oro» por la revista Melómano. Su discografía se completa con Turandot (Decca) dirigida por Zubin Mehta, La bohème (Accentus) dirigida por Riccardo Chailly, ambas de Puccini, y la Sinfónía Córdoba de Lorenzo Palomo (Naxos) dirigida por Jesús López-Cobos.